• Cuando en Las Matematicas Divinas 14 Son 16…¿Ó Mas?

    By on April 30, 2015
    Un grupo de 13 mujeres de diferentes iglesias cristianas y organizaciones que trabajan en derechos humanos y construcción de paz en el país, formamos  parte de la delegación nacional de ECAP durante la Semana Santa del 2015. Esta delegación centró su acompañamiento en la comunidad campesina en El Guayabo, corregimiento de Puerto Wilches, Santander, Colombia.

    Esta comunidad está compuesta, aproximadamente de 250 familias que desde hace más de 28 años habita en la región a orillas del Rio Grande de La Magdalena y que desde el 2002 lucha por su permanencia en el territorio, resistiendo el  desalojo ilegal por parte de la policía nacional y las fuerzas militares quienes se han confabulado y parcializado a favor de un señor que se declara poseedor y heredero  ellas, sin haber vivido jamás en las mismas.

  • Minas Antipersonales Amenazan a Campesinos de Micoahumado

    By on March 3, 2015
    “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia (perseverancia); y la paciencia (perseverancia), carácter probado; y el carácter probado, esperanza. Y la esperanza no desilusiona, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que nos fue dado.” (Romanos 5: 3-5)
    En la guerra, las víctimas principales siempre son los pobres — civiles indefensos en medio de  fuerzas violentas opuestas.

    En Colombia, los campesinos, los agricultores de subsistencia que se ganan la vida cultivando la tierra — sufren más las consecuencias trágicas del conflicto armado prolongado de su país: la destrucción del medio ambiente, el desplazamiento forzado de sus tierras, las desapariciones y la muerte.

  • Marchando por la Justicia

    By on August 27, 2014
    En su famoso discurso en el Congreso Mundial Menonita, Ron Sider describe Shalom como “estar en buena relación con Dios, el prójimo y la tierra.” Shalom, dice Sider, “significa no sólo la ausencia de la guerra, sino también una tierra donde fluye leche y miel. Incluye las relaciones económicas justas con el vecino. Significa la división justa de la tierra, para que todas las familias pueden ganar su propio camino. También significa el Jubileo y la liberación de deudas para que los grandes extremos de riqueza y pobreza no se desarrollen entre el pueblo de Dios”.1

    Cuando camino por la comunidad de El Guayabo en un día tranquilo, Shalom es lo que veo.