• Yo Amo A Dios

    By on December 5, 2016

    Un hombre de Las Pavas recoge leña para los miembros de la comunidad que toman turnos nocturnos para proteger sus cultivos de los ataques realizados por la seguridad privada de Aportes San Isidro, una empresa de aceite de palma. (Caldwell Manners/CPT)

    No hay nada más liberador que decir yo amo a Dios, porque por su amor soy capaz de comprender las luchas de mis hermanxs,  por su amor es posible entender que mi compromiso como cristiano es transformar el mundo en un lugar más justo en donde todos y todas tengamos un lugar en el que vivir, un mundo justo para mi, para ti, para nosotros, para todos.

  • ¡Celebrando la voz de la mujer!

    By on August 18, 2016

    ¡Celebrando la voz de la mujer!

    “…Desde el Gobierno de Belisario Betancur, en 1982, hasta el actual proceso de paz con el presidente Santos, se han firmado 61 documentos que establecen pactos entre el gobierno y los actores armados – algunos de estos enmarcados en procesos de paz- donde las mujeres de ambos bandos solo han sido en promedio un 3,6% negociadoras directas.”

    Que triste contexto y realidad en el cual estamos viviendo. Muchas veces nos creemos más avanzados como sociedad y miramos a las sociedades antiguas como atrasadas por actuar de cierta forma o por tener ciertas creencias.  Pues tristemente en muchas cosas no hemos mejorado.  

  • Yo también soy mujer

    By on June 19, 2014
    Hay un movimiento de género que ha llegado.  Más y más, en nuestro contexto colombiano, los términos igualdad de género, derechos de la mujer, y liderazgo femenino están siendo discutidos, rechazados, celebrados, y peleados.

    Es un tema bastante delicado.  El aire está tenso, la gente está cautelosa; nadie quiere ser nombrado sexista o machista.  Las mujeres están dando pasos tímidos y valientes hacia adelante, y los hombres están arrastrando sus pies avergonzados y pidiendo disculpas mientras andan en puntillas sin rumbo por el escenario.

    A ECAP Colombia nos alegra estos espacios de diálogo porque aún entre lágrimas y frustraciones esperamos seguir escuchando y aprendiendo en este camino hacia la justicia.